Angra Regalos Once Buenos Aires Balvanera Argentina
La alpaca es una mezcla de tres metales: cobre, níquel y zinc. Tiene excelente resistencia a la corrosión y mucha disposición para el trabajo en frío. Es una aleación especialmente apta para embutir, doblar, roscar, estampar y cortar. Sometida a un proceso de fino pulido con paño y pasta alcanza un agradable color similar a la plata. Por esto se la suele denominar como la "plata alemana".

A diferencia de la plata, la alpaca más que tender a oscurecerse, tiende a tomar un tono más amarillento, pero esto puede revertirse rápidamente sólo frotándola con un paño seco. Cuando la pieza ya tiene cierta antigüedad, es recomendable el uso de un abrasivo de limpieza que le devolverá el brillo natural, aunque deberán evitarse los de cocina para limpieza de vajilla. No es aconsejable comenzar a limpiar con este método una pieza nueva, en la medida que uno puede "mantener su brillo" frotándole una franela limpia con cierta frecuencia.

En las líneas ornamentadas con piedra, utilizamos nácar de agua dulce o de brasil, madre perla, malaquita, ciprea tigris de Filipina, haliotis de México y turquesa. En los trabajos de reconstituido incluimos también coral, lapislázuli y ébano.